¿El estrés puede hacer que tu cuerpo envejezca más rápido?

¿El estrés puede hacer que tu cuerpo envejezca más rápido?

El estrés te ayudará a sobrevivir en una situación crítica; pero si se presenta constantemente en la vida cotidiana puede provocar enfermedades graves. Se ha descubierto que el aumento del estrés supone un daño significativo para el cuerpo e incluso, para la duración de la vida humana.

Aunque es bien sabido que el estrés es necesario para una persona como mecanismo de adaptación, ya que sirve para superar cualquier situación inusual o para hacer frente a las condiciones de emergencia; es importante no sobrecargarse de estrés al punto que pueda empezar a deteriorar la salud.

 

¿Cómo puede dañar tu cuerpo el estrés?

El estrés excesivo puede ocasionar varios desequilibrios en el cuerpo. Éstos se pueden presentar de diversas maneras; por ejemplo, la digestión se ralentiza, la libido disminuye en las mujeres; mientras que en los hombres puede aparecer una atracción inusualmente fuerte. Además, hay un aumento tanto en la frecuencia respiratoria como cardiaca.

La reacción al estrés también produce un rápido agotamiento del sistema nervioso central, donde se ven afectadas la atención, la concentración y el pensamiento. Pero además, estas afectaciones inciden en el reloj biológico de cada persona, y pueden llegar a provocar casos de envejecimiento prematuro.

Si se mantiene un nivel de estrés constante, se puede ver afectada la circulación sanguínea, que incide directamente en la luminosidad de la piel, haciéndola parecer menos juvenil. Además, es común la aparición temprana de cantidad excesiva de canas en personas jóvenes por culpa del estrés.

Por otra parte, el estrés provoca que la piel se deshidrate y se empiece a notar flacidez, lo cual propicia la aparición de líneas de expresión y arrugas, especialmente en el rostro.

 

¿Cómo lidiar con el estrés?

Se supone que debemos usar las reacciones de estrés solo en caso de peligro; por ejemplo, cuando nos ataca un animal salvaje o en un desastre natural. Por lo tanto, es indispensable aprender a disminuir los niveles de estrés en la vida cotidiana.

Para ello, debes aprender a lidiar con las emociones para evitar prestar demasiada atención a situaciones que pueden ser pasajeras. Estas habilidades para aprender a regular de las emociones, suelen formarse en el grupo familiar y son reforzadas en las instituciones educativas. Pero cuando se trata de casos de estrés excesivo, es conveniente acudir a un psicoterapeuta o psicólogo, que te ofrezca algunas sesiones de autoayuda.

Recuerda que no debes evitar por completo el estrés, solo aquellas cargas negativas que representen un estrés innecesario o crónico. El estrés saludable habitual desempeña un papel importante en el proceso de adaptación a un mundo cambiante, en la maduración y en el crecimiento personal.

Síguenos en las redes

Te puede gustar...

Suscríbete a nuestra newsletter