¿Por qué las personas se vuelven más bajas con la edad?

Todos desde muy pequeños disfrutamos cada vez que alcanzamos una nueva marca en nuestra estatura e incluso en muchas ocasiones se lleva un registro de ellos (marcos de puerta)

Resulta interesante saber que no solo los niños lo necesitan, si no que los adultos también.

Desgaste natural

Una ligera disminución de la altura durante la vida es normal. Con el paso de los años, los discos intervertebrales se aplanan, los músculos comienzan a perder masa y la renovación del tejido óseo se ralentiza. Sin embargo, una pérdida significativa de «altura» puede indicar osteoporosis.

Después de los 35 años, el proceso de descomposición del tejido óseo ocurre más rápido que su acumulación, lo que conduce a la pérdida ósea. Por ejemplo, la osteoporosis acelera este proceso, al igual que los factores concomitantes, como es el caso en las mujeres después de la menopausia, ya que el deterioro de los huesos ocurre aún más rápido.

Si bien algunos cambios en el cuerpo están fuera de nuestro control, hay hábitos que causan mucha pérdida de estatura:

  • El abuso de sustancias etílicas.
  • Sedentarismo.
  • Tabaquismo.
  • Uso de esteroides.
  • Consumo excesivo de cafeína.
  • Dietas extremas y nutrición desequilibrada.

Músculos débiles

La pérdida de masa muscular y función muscular relacionada con la edad se denomina sarcopenia. En el lenguaje de los sentimientos, una persona siente que «las fuerzas se van» y los músculos no pueden hacer frente a la carga que antes era factible.

Según las estadísticas, la prevalencia de la sarcopenia oscila entre el 15 y el 50 % entre las personas mayores de 60 años. Y en personas de mediana edad (de 45 a 59 años), del 8 al 10%.

Prevención de daños

Cuanto antes preste atención al problema, más posibilidades tendrá de mantener tu salud. No estamos reinventando la rueda aquí. Pero siempre puede mejorar la condición siguiendo un estilo de vida saludable.

El ejercicio moderado ayuda a fortalecer los músculos de la espalda para que puedan hacer frente más fácilmente al estrés diario y mantener el cuerpo en una posición natural. Ejercicios como la barra en los codos, ejercicios en la prensa, levantar el cuerpo acostado, sentadillas contribuyen a la formación de la postura correcta. En primer lugar, la actividad física es necesaria para los trabajadores de oficina y todos los que, debido a su profesión, no se mueven mucho.

No te olvides de la nutrición. Nuestros huesos necesitan calcio, por lo que necesitamos comer suficientes alimentos que incluyan este elemento. Absolutamente todos, incluidos los ancianos, se benefician de los paseos al aire libre, especialmente cuando hace buen tiempo. La exposición al sol produce vitamina D en la piel, que es importante para la salud de los huesos.

En dosis profilácticas, puede tomar la vitamina, pero primero debe consultar con un endocrinólogo. Pero en general solo con prestar atención a estas sencillas precauciones te ayudarán a ralentizar el desgaste del sistema musculoesquelético y a mantener su crecimiento el mayor tiempo posible.

Síguenos en las redes

Te puede gustar...

Suscríbete a nuestra newsletter