¿El café tiene propiedades diuréticas?

¿El café tiene propiedades diuréticas?

Popularmente se cree que el café tiene un efecto diurético, por lo tanto, si se consume con moderación, no habría ningún daño para la salud; pero si se bebe demasiado café, se excretará más orina de la necesaria, por lo que se corre el riesgo de padecer de deshidratación.

Pero, ¿es realmente cierto este efecto diurético en el café?, continúa leyendo y descubramos la respuesta a esta interrogante.

 

¿Que son los diuréticos?

Los diuréticos son sustancias que incrementan la frecuencia y la duración de la orina, lo que ayuda al cuerpo a eliminar líquidos, electrolitos y otros productos de desecho, de una firma más rápida.

 

Uso de los diuréticos

En la medicina, son utilizados para reducir las cifras tensionales en pacientes hipertensos en combinación con otros componentes. También se usan para tratar cardiopatías, eliminación de líquidos en edemas, entre muchas otras funciones más.

Pero para todo ello, se debe contar con la valoración de un especialista médico, resaltando que su tasa de efectividad es elevada y sus costes muy bajos.

uso medico de diureticos

Propiedades diuréticas del café

Es un tema que suele generar un debate, entre los que consideran que sí tiene un efecto diurético y los que no. Sin embargo, intentaremos entregarte la información necesaria para lograr llegar a una solución para dicho dilema.

Algunas personas creen en las propiedades diuréticas del café, sin embargo, no todos conocen realmente como es el proceso. Por ello, beben el café con la esperanza de perder peso, olvidando que en todo caso, la cafeína ayudaría a eliminar los líquidos y no la grasa.

Otros están convencidos de que el café no es un diurético, sino que al beber café se produce un incremento de líquido y este exceso se excreta del cuerpo durante la respiración, la sudoración y a través del tracto gastrointestinal.

 

Asimismo, se cree que la cafeína bloquea la liberación de hormona antidiurética, cuya función es promover la reabsorción del agua, generando como resultado la salida de este líquido en la micción.

 

Estudios realizados sobre el efecto diurético del café

Para demostrar cómo el consumo de café afecta el equilibrio hídrico del cuerpo, se han realizado estudios. Sin embargo, en la mayoría de los casos se emplean muestras muy pequeñas, por lo cual estos estudios no son concluyentes.

 

Estudios que apoyan la teoría del café diurético 

Por ejemplo, en uno de los estudios se les solicitó a doce amantes del café que se abstuvieran de ingerir esta bebida durante 5 días. Posterior a eso, todos recibieron una gran taza de café. Como resultado la cantidad de orina de los participantes después del consumo se volvió mucho mayor que en los días en que no bebieron.

En otro estudio, se tomó una muestra de ocho personas, quienes recibieron 45 mg, 90 mg, 180 mg o 360 mg de café. Si se administraban pequeñas dosis a la bebida no se apreciaba ningún cambio en la cantidad de orina; pero cuando la dosis fue de 360 ​​mg sí se logró apreciar la diferencia.

Uno de los inconvenientes de este tipo de estudios es que los resultados pueden ser diferentes con un consumo único que con la ingesta constante de café. Sin embargo, debemos mencionar que han habido otros estudios que demuestran que el café no produce más orina que otras bebidas.

 

Estudios que desestiman la efectividad del café como diurético

Uno de los que tiene mayor relevancia el llevado a cabo por Lawrence Armstrong, de la Universidad de Connecticut (EE.UU), en el cual se ha revelado que a lo sumo, esta sustancia es un diurético moderado o muy bajo.

Según este trabajo, en 12 muestras de 15 totales se descubrió que las personas orinaban la misma cantidad, independientemente si el agua que habían bebido tenía cafeína o no. Por lo tanto, la cafeína por sí sola no parece ser un diurético, sino que su aparente efectividad podría estar relacionada al hecho de haber bebido algo.

Es un razonamiento lógico, pues si no bebes nada, tendrás menos necesidad de ir al baño, mientras que bebiendo café, aumentarán tus ganas de orinar. Al menos ésta es la conclusión a la que llegó una investigación realizada en la Universidad de Birmingham (Inglaterra), según la cual no se pudo determinar que las personas que beben solo café acaben más deshidratadas que las que toman únicamente agua.

Por eso, cabe pensar que si en lugar de café se tomara la misma cantidad de agua, probablemente el efecto sería el mismo. Por tanto, no lo hace mucho más diurético que otras bebidas de consumo habitual.

 

Conclusión

Algunos científicos creen que el café sí posee esta propiedad diurética en muy poca proporción. Sin embargo, un consumo regular de café puede conducir al desarrollo de tolerancia a su efecto diurético.

Destacando asimismo que demasiada cafeína en el cuerpo puede provocar taquicardia, ansiedad, temblores en las manos y el cuerpo, problemas para conciliar el sueño y dolores de cabeza al no consumirlo.



Comentarios