¿Hasta dónde fue capaz de llegar un hombre con tal de no ir al trabajo?

¿Hasta dónde fue capaz de llegar un hombre con tal de no ir al trabajo?

Inventarse una excusa para ir a trabajar es algo que, por sí solo, no tiene por qué dar pie a una noticia.

Sin embargo, si el protagonista simula un robo en su propia casa para dar más credibilidad a su mentira, pues la cosa cambia.

Y es que un ciudadano estadounidense de Florida se levantó una manaña laborable con una considerable resaca y no se le ocurrió otra cosa que perpetrar un robo en su propio domicilio para escaquearse de acudir a la oficina ese día.

Como es lógico, la policía local investigó los hechos y se dio cuenta de que sorprendentemente los supuestos cacos no habían dejado pistas durante el robo, por lo que interrogaron al hombre y este acabó derrumbándose y confesando su pillería.

Así que al final el individuo acabó detenido acusado de proporcionar falsa información a las autoridades, por lo que su resaca acabó convirtiéndose en un verdadero quebradero de cabeza.



Comentarios